+34 971 759 909info@periodentdona.com

En el hormiguero. Diario de un cambio 49

Home / Noticias / En el hormiguero. Diario de un cambio 49

Hola!

Esta mañana he hecho un nuevo descubrimiento en mi cocina. Al sentarme para tomar mi sagrado café con leche, de repente he visto unas partículas minúsculas correr por la mesa. ERAN HORMIGAS!!!.

No me gustan nada las hormigas, pero como dice el refrán: “no hay mal que por bien no venga”, y hoy ellas me han inspirado para escribir esta entrada.

Y qué tienen estas hormigas de especial?

Nunca había visto hormigas como estas, son micro hormigas, tan pequeñas como una miga de pan y mucho más rápidas.

Estas hormigas son como un intento de la naturaleza para que la especie sobreviva. Y para sobrevivir en un segundo piso dentro de una ciudad con pequeñísimas y estrechas rendijas tal vez han necesitado adaptarse a estas circunstancias haciéndose mucho más pequeñas.

Y por eso hoy las hormigas son tan importantes para mi, ya que me ayudan a explicar uno de los principios sobre los que se basa mi trabajo con Human decoding

El principio de la adaptación!

Y este principio puede aplicarse también a los seres humanos :)

En palabras de Thomas Hertlein:

Como seres humanos cambiamos nuestra forma de expresarnos y nuestro lenguaje dependiendo del mundo en que vivimos, es decir nos adaptamos a las circunstancias en que vivimos.

Vivimos en el mismo planeta pero en diferentes mundos “

Es decir como humanos dependiendo de donde vivimos si  en Africa o en Finlandia o de si somos médicos, informáticos o atletas profesionales… necesitamos adpartarnos al mundo que vivimos, a su cultura, a su clima, a su ambiente, a las tradiciones, a su lenguaje…

Y Thomas va un paso más y traduce este principio al cuerpo…

Yo creo que como formamos nuestro cuerpo es una adaptación a las circunstancias en que vivimos o hemos vivido” 

Es decir el cuerpo de un atleta profesional  necesita un cuerpo adaptado para sobrevivir y seguro que será diferente al de un informático que no practica deporte …

Como dentista lo más interesante para mi es que este principio también se puede traducir a los dientes.

Por eso con esta forma de entender el cuerpo y los dientes como una adaptación a unas circunstancias, podemos interpretar de forma muy diferente un diente torcido, una caries, una retracción de encías, una pérdida de hueso… Y en lugar de verlo como un fallo podemos interpretarlo como una adaptación a unas circunstancias concretas que el paciente ha estado o está viviendo…

Y esta es para mi la magia de Human decoding, de este trabajo que me apasiona… descubrir junto al paciente qué está solucionando con su enfermedad o con la posición de sus diente. O dicho de otra forma… a que se está adaptando… qué está pasando en su vida?

Para ello como dentista he tenido que ampliar mi visión de los dientes y las encías y darme cuenta de que forman parte de un Ser humano completo con unas vivencias, una manera de pensar, sentir, actuar y una forma de interpretar el mundo que puede ser única para este paciente.

Y como yo quiero que mi cuerpo esté atlético y  en forma…

Me voy al GYM a entrenar…

Mente sana in corpore sano!!!

Hasta pronto ;)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recent Posts

Dejar un comentario


*

Contacta con nosotros

Contacta con nosotros a través de este formulario.